domingo, 30 de octubre de 2011

La Cara Oculta del Silvestrismo.

 
E n estos días de otoño se puede ver en nuestros campos a personas que practican la caza de fringílidos, es decir: jilgueros, pardillos, verderones o verdecillos. - La finalidad de este tipo de caza es enjaular algunos ejemplares con fines reproductivos y liberar a los que no vayan a ser usados con este fin. – Los que vivimos próximos al medio rural conocemos que tras esta práctica, en muchos casos, se esconde un mercado oculto que trafica con aves y que circula de sur a norte en nuestro país. – Y aunque nos siga sorprendiendo, muchas de estas pequeñas aves siguen pasando, en no pocos casos, por la sartén.

La mayoría de las veces, en una superficie abierta y libre de matorral, se colocan unos cardos y algunos pájaros que servirán como reclamo para las bandadas que pasen por los aledaños. Posteriormente una red cae sobre el grupo, quedando los pajarillos atrapados. Otras veces se usan redes verticales, también llamadas japonesas e incluso pegamentos y colas donde las aves quedan adheridas. Muchos de estos usos son ya ilegales, aunque en la práctica, al igual que las trampas, los cepos y las escopetillas de plomos, siguen siendo utilizadas.

Yo no sé ustedes, pero a mí, esto me sigue pareciendo algo increíble para nuestros días. – De sobras es sabido que el número de especies de aves que desaparecen de sus hábitats año tras año, es ya incontable. – Nuestro egoísmo es tal, que preferimos tener nuestros pequeños zoológicos privados, en lugar de respetar el entorno que es patrimonio de todos.

5 comentarios:

Eritaco dijo...

Desgraciadamente, seguirán existiendo garrulos. Lo mejor es la educación y aplicar leyes más duras que prohíban estas prácticas y las sancionen adecuadamente.

ANZAGA dijo...

¿La educación dices...? Me parece que con cada vez menos profesores no hay demasiado que hacer amigo Eritaco...

Saludos.

Miazuldemar dijo...

Otra vez de acuerdo con tus palabras. Y ¿qué vas a esperar cuando los de arriba (reyes, jueces, políticos) son cazadores? ¿Qué educación van a querer dar con respecto a eso? ¿Pues entonces qué importarán unos cuantos pajarillos? Sobre todo el PP que va a sacar leyes para proteger/fomentar la caza y la tauromaquia...Muy negro amigo Anzaga, muy negro.

Glayo dijo...

Interesante artículo. Date un paseo por mi blog:
http://apatrullandolaforesta.blogspot.com.es/

Jesús Dorda dijo...

Cuando vi por primera vez grupos de Guacamayos volando en la selva sudamericana pensé ¿como puede haber quien los meta en jaulas? Pero realmente no hay tanta diferencia con nuestro pequeños jilgueros, verdecillos y demás. Cuando se pueden ver en libertad ¿cómo se puede soprtar verlos enjaulados?

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...