domingo, 1 de marzo de 2015

¡Cumplimos SEIS años!


Entre unas cosas y otras, se nos pasó dejar constancia de nuestro sexto cumpleaños el pasado 18 de febrero. Los días van veloces hacia la etapa más esperada para los amantes de la naturaleza; la primavera. Las golondrinas ya revolotean por la llanura manchega, los almendros se cubrieron de blanco y otras muchas aves han empezado a emparejarse, a incubar, e incluso algunas ya alimentan a sus polluelos. Ahora sí que no quedan excusas para no salir al campo…


Este pasado año el famoso pingüino SEO no nos ha tratado demasiado bien y por ello han bajado nuestras visitas, aproximadamente 30.000, por lo que rondamos las 300.000 totales, 980 entradas y 363 seguidores. Aquí quedan estos datos para la pequeña historia de Un Paseo Manchego. Por aquí seguiremos mientras google quiera...

martes, 17 de febrero de 2015

Munera en la nieve (Albacete).


Hacía años, según cuentan los ancianos del lugar, que en Munera (Albacete), no se sucedían tantos y tan fríos temporales de nieve y frío. La crudeza del invierno en el Campo de Montiel albaceteño, donde además el viento sopla con fuerza durante prácticamente todo el año, es algo conocido y soportado por los habitantes de la zona.


Los lugareños resisten estas inclemencias estoicamente, y en unos meses llegará el calor, sin pasar, claro está, por la primavera... Según cuentan, aquí solo se distingue dos estaciones; la extremadamente fría y la insoportablemente calurosa. Así son nuestros campos, con sus durezas, sus inclemencias y sus grandes y desconocidos tesoros. 

Zagreb (Croacia).




Zagreb, capital de Croacia; fue el primero de mis destinos en el verano del 2014. Como muchas guías reconocen, Zagreb recuerda otras tantas ciudades europeas como Viena, Praga, o sobre todo, a Budapest





En el pasado verano, Zagreb, era “una ciudad en obras”. Por doquier, las calles estaban levantadas y los viejos edificios estaban en remodelación. Pese a todo, en las principales avenidas, predominan las edificaciones aunque bastante bonitas, de colores marrones y grises como consecuencia del paso del tiempo y del abandono de las últimas décadas. Por otro lado, es comprensible, dado el gran patrimonio que alberga esta ciudad.



Los antiguos palacetes, museos y los edificios gubernamentales, por lo general, están coloreados de tonos amarillos y anaranjados, que contrastan con otros nuevos edificios muchos más modernos y futuristas. Podríamos decir, que una nueva ciudad intenta resurgir recuperando el patrimonio arquitectónico, construyendo nuevos parques y avenidas, y en definitiva, combinando lo viejo y lo nuevo. Sin lugar a dudas un destinos más que interesante para los puentes de San Valentín o Carnaval.


**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****