lunes, 8 de febrero de 2016

Linares de la Sierra (Huelva).




Entre los pueblos que cruzamos siguiendo la ruta del Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche (Huelva), encontramos Linares de la Sierra, una pequeña localidad que ronda los trescientos habitantes y que se encuentra a medio camino entre Aracena y Alájar.

La mañana, envuelta de niebla, cubría las montañas colindantes y hacía que el blanco de las paredes de las casas reluciera menos de lo que podría esperarse en estos pueblos encalados. La ruta entre paisajes de montaña, repletos de alcornoques y encinas, cargados de humedad, recordaba otros lugares más propios de tierras del norte peninsular.

domingo, 7 de febrero de 2016

Cernícalo americano; Falco sparverius.


En el camino que une Puno con Arequipa (Perú), cruzamos en su mayor parte amplias llanuras a gran altura, pero también, numerosos humedales en los que me habría quedado horas y más horas descubriendo a cada golpe de vista una nueva especie. Pero viajar en autobús exige adaptarse a un programa establecido y a unos horarios… - En Aguada Blanca, pese a estar fuera de temporada, vimos numerosos flamencos y otras muchas aves. -  En los postes de la compañía eléctrica, aguardaban los cernícalos americanos; Falco sparverius, el paso de insectos y pequeñas aves sobre los que lanzarse.

sábado, 6 de febrero de 2016

Árbol Singular; Pino de la Peña de Arias Montano de Alájar (Huelva).


De ruta por el Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, no he dejado de disfrutar los paisajes y los pueblos blancos de esta bella tierra, pese a la niebla mañanera que nos ha acompañado durante buena parte del camino. En la conocida como Peña de Arias Montano, según cuentan, un lugar mágico y lleno de misterios, un gran pino domina el mirador sobre el municipio de Alájar. Este gran árbol sorprende por su gran altura, que podría rondar los 25 metros. Muy cercano a este árbol singular, encontramos la encina carrasca, otro imponente árbol monumental del lugar. 

miércoles, 3 de febrero de 2016

Tordo o zorzal chiguanco; Turdus chiguanco.


El zorzal o tordo chiguanco; Turdus chiguanco, recuerdA mucho a nuestros mirlos europeos, y no solo en el plumaje o en la forma general, sino también en la manera de actuar y en la relación de cercanía que parece tener con la gente. Los pude ver, bastante mansos y tranquilos, en los jardines buscando insectos en la bella ciudad de Arequipa (Perú).


martes, 2 de febrero de 2016

Cotorras de Kramer en Sevilla.


Desde hace algunas semanas se han empezado a ver las primeras golondrinas y los primeros aviones zapadores sobrevolando los jardines y parques de Sevilla. Lo cierto, es que en esta ciudad no resulta demasiado complicado avistar cantidad y variedad de aves. Sin buscarlo he podido avistar grupos de grullas, cigüeñas blancas, buitres leonados, halcones peregrinos, águilas calzadas, cernícalos, lechuzas, pagazas y multitud de paseriformes, entre otras muchas aves.


Aunque las verdaderas reinas de los jardines urbanos de la capital andaluza, son las cotorras de kramer, mucho más abundantes que las cotorras argentinas, que como no podría ser de otra forma, también son bastante abundantes. La cotorra de kramer,  a diferencia de la argentina, no construye grandes nidos, sino que aprovecha los huecos existentes en los viejos árboles urbanos. 

lunes, 1 de febrero de 2016

Sevilla; la Torre Pelli.


Si hay un tema con una cierta polémica entre las gentes de Sevilla, ese es la Torre Pelli o Torre Sevilla, que desde  algunos meses recorta el “skyline” de esta bella ciudad. Para muchos, jamás se debiera haber construido un edificio de este tipo en una ciudad, Patrimonio de la Humanidad, que se caracteriza por sus construcciones de baja altura y que por lo general no sobrepasan el gran icono de la ciudad; la Torre de la Giralda. Otros, sin embargo,  ven de buen grado este rascacielos. Piensan, como ya sucedió con el Metropol Parasol, más conocido como la Seta, que se terminará aceptando, y que pasará a ser uno de los nuevos símbolos de la capital andaluza.


**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****