jueves, 3 de septiembre de 2020

Dalias en El Real Jardín Botánico de Madrid.


Este verano del 2020 he aprovechado para conocer un poco mejor la inabarcable ciudad de Madrid. La cantidad de opciones culturales, parques, museos o simplemente callejear por lugares interesantes, hacen de la capital del reino, un lugar más que recomendable para dedicarle un tiempecito amplio.

Por otro lado, no son muchos los que deciden dedicar una visita al Real Jardín Botánico, un remanso de paz, justo en el centro de la ciudad, donde además de la colección de bonsáis, los árboles singulares, la huerta o la gran variedad de plantas, llama la atención el colorido y el número de las dalias

viernes, 31 de julio de 2020

Agateador europeo; los juveniles.


Paseando al atardecer por la Casa de Campo de Madrid, unos pequeños pajarillos sobrevuelan bajo de árbol en árbol. Se posan en los troncos y permanecen inmóviles, y aunque parecen abandonados e indefensos, sus progenitores se encuentran muy cerca. Son pequeños agateadores europeos o Certhia brachydactyla

miércoles, 29 de julio de 2020

Avispa mamut; Megascolia maculata.


Aprovechando mis días en Madrid, he ido a visitar el Real Jardín Botánico, y lo que no esperaba encontrar en el centro de esta gran ciudad es una avispa mamut o Megascolia maculata, el himenóptero de mayor tamaño de Europa, y que últimamente muchos han asociado con la avispa velutina de origen asiático, que tanto daño está haciendo en Europa. La avispa mamut, es por lo tanto una especie endémica, y además, no suele ser peligrosa.


domingo, 12 de julio de 2020

Las abubillas de la capital.


 Hacía mucho tiempo que no visitaba la Casa de Campo de Madrid, y aprovechando estos días por la capital, me he dado una vuelta por la zona de Madrid Río y por el lago de la Casa de Campo. Y realmente, he quedado gratamente sorprendido, me parece una gran suerte para todas las personas que tienen la oportunidad de disfrutar de esos lugares. La transformación que se ha ido produciendo en Madrid, cada vez con más espacios verdes, me parece todo un acierto.
 Y es que cuando los espacios se cuidan y respetan, la naturaleza siempre se abre camino. En mis paseos he podido observar buitres negros, águilas calzadas, zampullines chicos o abubillas, bastante acostumbradas a la presencia de la gente, lo que facilita, sin necesidad de grandes medios el poder hacerles alguna foto para el recuerdo.

domingo, 14 de junio de 2020

Charrán real americano (Thalasseus maximus).


 Uno de mis primeros avistamientos de aves por tierra mexicanas fueron los charranes reales o Thalasseus maximus, que se dejaban ver con facilidad entre Playa del Carmen y Cancún en el  Estado de Quintana Roo. Ya había visto a sus parientes africanos en Marruecos, pero por desgracia para mí, siempre de bastante lejos. 

Aquí, compartían un pequeño posadero cercano a la playa junto a gaviotas y pelícanos. Parecían bastante acostumbrados a la presencia de los turistas, lo que me permitió acercarme hasta ellos con el agua hasta la cintura intentando que la cámara no se me mojara.

Pohutukawa (Metrosideros excelsa).


 Además de la aplicación eBird, de la que hablaba hace algunos días, otra de las apps o aplicaciones móviles que vengo utilizando, pero esta vez para identificar plantas, es PlantNet, sobre todo por su fácil manejo. A la mínima duda a la hora de identificar un árbol o una planta, se toma una fotografía con el móvil, y en un periquete la aplicación logra identificarla. 
 El pohutukawa o Metrosideros excela, identificado gracias a PantNet, es un árbol procedente de Nueva Zelanda, pero que se ha utilizado bastante en jardinería. Se encuentra con facilidad en Cádiz o en El Puerto de Santa María, donde también decora el paseo marítimo de Valdelagrana mediante pequeños setos. Personalmente, a primera vista, sobre todo por la coloración de las hojas o incluso el tronco, me recuerda bastante a las encinas, pero si nos fijamos en las flores, como podemos ver en las fotografías, la percepción cambia totalmente.

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****