lunes, 6 de diciembre de 2021

El éxito de las cotorras argentinas.

Las cotorras argentinas llegaron para quedarse, mejor dicho, las trajimos nosotros con ese derecho que creemos tener de meter entre rejas a todo bicho viviente, grande o pequeño, para hacer en nuestros hogares pequeños zoológicos privados.

El egoísmo humano tiene sus consecuencias; la reproducción sin límites de las especies invasoras beneficiadas por la ausencia de sus depredadores naturales produce la aniquilación de la biodiversidad de las especies autóctonas, además de cuantiosas pérdidas económicas, como en esta especie, sobre todo en jardinería y agricultura. 


 

No hay comentarios:

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****