domingo, 24 de junio de 2012

La Plaga de la Langosta Carnívora.

 
Según parece, no es tan raro toparse con lo que se podría considerar “una plaga de langosta”. - En terrenos incultos, soleados y bien provistos de pastos, aquí en España, si se dan las condiciones necesarias, es posible encontrarse grandes nubes de langostas, al estilo africano, prestas para devorar todo lo que encuentren a su paso.


Hoy en el Parque Natural del Valle de Alcudia (Ciudad Real) he presenciado una de esas escenas, que a mí, qué quieren que les diga, me ha dejado un poco fuera de lugar... - La larga recta que cruza el valle de norte a sur, en algunas zonas, estaba literalmente cubierta de miles y miles de saltamontes muertos. - A cada uno de mis pasos, decenas salían huyendo en todas direcciones. - Allá donde hubiera una pequeña sombra, grandes enjambres de insectos unidos unos a otros, esperando quizá la caída de la tarde para comenzar a desplazarse en busca de nuevos territorios… - El espectáculo, como les digo, me ha dejado bastante impresionado. Además si se fijan, este saltamontes en concreto es bastante feote y un “poco calaveresco”…

 
Al llegar a casa, he intentado buscar información sobre el asunto y me he topado con imágenes de la llamada Langosta Marroquí o Mediterránea, Dociostaurus maroccanus, que forma plagas habitualmente en este lugar. - Pero mirando detenidamente las fotografías, - siempre según mi humilde criterio, - es que aquello no se asemejaba a la especie que yo había visto y sin embargo, sí se parece bastante al llamado Decticus albifrons.


Si realmente, al final se tratara de Decticus albifrons, un grillo de matorral, lo sorprendente es que esta especie es esencialmente insectívora - cazadora, si bien no desdeña alimentarse de hierba. – Si fuera así, es como imaginarse una gran marabunta formada por millones de individuos que todo devora, pero en lugar de hormigas el puesto de “asesino” lo ocuparían los saltamontes… - Ya, ya sé que suena un poco friki, pero ya me dirán ustedes… ;) 

¡ Pero no vayan a temer por esta plaga de langosta, pero nada !… - Allí estaban aprovechando el festín las cigüeñas blancas, que por centenares se concentran habitualmente en el lugar… - Aunque “pa mí”, y no es por meter cizaña, que las cigüeñas ya no podía comer más, y es que allí había mucho bicho saltando junto

11 comentarios:

Antonio Mérida dijo...

Normalmente la naturaleza suele autorregularse, en este caso las cigüeñas se encargan de reducir a las langostas, pero nosotros tenemos que respetar a las cigüeñas y en general a la naturaleza para que ésta pueda actuar. Estupendo reportaje-ejemplo, un saludo.

Guillermo García-Saúco S. dijo...

Hola Anzaga. Estos bichos también son comunes en Albacete en verano, de hecho es fácil encontrarlos en parques y por la calle; hoy mismo he visto varios en el campo.

Al menos en Ciudad Real pueden ser devorados por las oportunas cigüeñas cuando hacen plaga.

Un saludo!

marqus dijo...

La verdad es que, sobre todo en la primera foto, que se ve con más detalle, el bichejo impone. Y con miedo irracional que les he tenido yo siempre a los saltamontes eso de carnívora me ha llegado al alma.

Un saludo :)

ANZAGA dijo...

Antonio encantado de tenerte por aquí... - Hay veces que la naturaleza tarda en autorregularse, como tú dices, aún queda mucho verano para estos saltamontes...

Abrazos

ANZAGA dijo...

Buenas Guillermo... - Como decía en el post, ni las cigüeñas, blancas, negras (que también hay), las urracas, los alcaudones, y etc, etc, podrán medrar una mancha de saltamontes hambrientos que ocupaba varios kilómetros de ancho y varios de largo... por lo menos en unas buenas semanas...

Cuando hablo de "mancha" quiero decir que el grupo es muy compacto en todo este espacio...

Abrazos.

ANZAGA dijo...

Bueno marqus qué te voy a contar a ti... también hay que poner algo de "literaturilla" al asunto...- je je je - Aunque para ser ciertos, ha habido alguno que me ha perseguido, subiendose más de una vez a mis piernas...

¡Ah!... y ni se te ocurra ir al Valle de Alcudia en unos meses..., tampoco vayas a lugares con mucho pastizal... bueno, pensandolo bien... ¡no salgas al campo!... - Es broma... ármate de valor y supera el "minitrauma"...

Abrazos.

ANZAGA dijo...

Noticia recogida por el Diario el País el 25 de julio de 2004

Miedo y asco en El Port de la Selva. La palabra langosta ya no designa allí a ese crustáceo exquisito ni a los turistas incautos con insolación galopante, sino a una plaga bíblica de segunda categoría compuesta por millares de Decticus albifrons, un estrambótico nombre científico que hace justicia al repulsivo insecto que parece haber inspirado a los diseñadores de los más perturbadores monstruos alienígenas. El Port de la Selva, Vilajuïga y Llançà son algunas de las poblaciones del norte del Alt Empordà que, en proporciones muy diferentes, se han visto sorprendidas estos días por la superpoblación de este insecto, no por autóctono menos extraño, cuya reproducción ha incentivado el clima favorable.

La primera oleada de estos inquietantes insectos llegó al núcleo urbano de El Port de la Selva el pasado domingo. Y lo hizo, según los técnicos de Medio Ambiente de la Generalitat, de una manera excepcional y difícilmente repetible: como una gran y sorprendente marabunta atraída por las luces del municipio. Como en el argumento de una película de serie B, los bichos (algunos eran del tamaño de un dedo índice) parecían conjurados en un ataque suicida contra los humanos. Las reacciones ante tanto insecto oscilaron entre el miedo y el asco. Los episodios de entomofobia (fobia a los insectos) no fueron raros y los vecinos no dudaron en darles manotazos para quitárselos de encima, pero sí evitaron pisarlos. Aplastar uno de estos bichos con la planta del pie -con su consiguiente crujido repulsivo- no es una experiencia recomendable. Aun así, la brigada municipal de El Port de la Selva, se ha entregado estos días al exterminio de los invasores y los resultados han sido tan letales como los de la teniente Ripley en la película Aliens y se ha evitado la toxicidad de una fumigación masiva. El alcalde, Genís Pinart, explicaba, mientras los operarios eliminaban con agua a presión los últimos animales despanzurrados de las calles, que la plaga ha remitido y casi puede darse el problema por "zanjado". La invasión pasará a engrosar la mitología del municipio e incluso generará algún beneficio. El consistorio ha puesto a la venta camisetas y adhesivos con la langosta como motivo principal.

Todo parece indicar que los insectos se baten en retirada de las zonas urbanas y regresan a sus refugios campestres. El ataque a Vilajuïga, el pasado martes por la noche, fue de menor intensidad. Las filas de las langostas parecían diezmadas. En los últimos días sólo se han dejado ver ejemplares dispersos por las zonas urbanizadas.

Los técnicos de Medio Ambiente insisten en que no hay motivo de alarma y engloban el fenómeno en el general incremento de insectos de este verano. La combinación de lluvias abundantes y repetidas con las altas temperaturas ha motivado que la actividad reproductora haya sido extraordinaria.

El Naturalista dijo...

Anzaga, por aquí en el monte del blog también hay muchísimos grillos de matorral, aunque con las claves de ortópteros llego al género Platycleis. Hay muchos más que en un año normal, no sé qué les ha pasado pero su población está disparada. Se comen a los saltamontes "normales" (Acrídidos) y quién sabe a qué bichos más. Parece que tenemos plaga manchega de grillos de matorral... ¿Por qué será? Saludos naturalistas.

ANZAGA dijo...

Buenas Naturalista.

Comparando las fotografías que encuentro, ve que el oviscapto, especie de aguja que sirve para poner los huevos, en el género Platycleis es algo más corto y más curvado hacia arriba que en estos de las fotos, que a mí me siguen pareciendo Dectycus Albifrons (Género Decticus), además es muy buen volador y tiene actividad diurna… - ¿Qué te parece?...

He visto que hay muchas especies que popularmente se las conoce como “grillos de matorral”, que por lo general son insectívoros… Me pregunto, si estará quedando algún insecto con vida al paso de esta gran nube de saltamontes hambrientos… - Según he leído el Albifrons emite un sonido que más parece un pájaro que un insecto. – Sería curioso pasarse por el Valle de Alcudia a primera hora de la tarde…

¡Jamás olvidaré esa cara amarillenta y esos ojos negros mirándome fijamente!… (Siempre he querido decir esta frase…) ;) je, je, je…

Abrazos.

El Naturalista dijo...

No hombre, si serán Decticus, no lo estaba poniendo en duda, solamente que en mi zona la plaga es de Platycleis. Tal vez este año las condiciones favorecedoras de plaga se han dado para los grillos de matorral en general, en las zonas secas... Ya veremos, como dices, cuántos insectos quedan a finales del verano. Un abrazo y recuerdos a tus compañeros/as.

AdayBicho dijo...

Pues si lo tuyo te parece friki , espera a ver mi blog jajaja, yo creo que es la misma que la mia, hacen un sonido estridente, pero nunca había visto a tantas juntas como en tus fotos!! wow! y me ha costado acercarme, estar más de 15 minutos persiguiendo una y sin alcanzarla XD
bueno aqui te dejo el enlace con mas info, saludos!
http://artropodolandia.blogspot.com.es/2013/05/gampsocleis-glabra.html

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...