martes, 5 de mayo de 2015

Jabalí atropellado.


Evitar por completo los atropellos de aves, reptiles,  anfibios y mamíferos salvajes, se torna algo imposible. Máxime, cuando eso de cumplir los límites de velocidad no parece estar muy de moda que digamos. Lo digo, por la cantidad de vehículos que sobrepasan incluso los 120 km/h en las carreteras de doble sentido…

Pero como digo, incluso cumpliendo exhaustivamente las normas de circulación, los atropellos de especies, incluso en peligro de extinción, como es el caso de los linces ibéricos, no parece que tenga una fácil solución. Por otro lado, están las consecuencias sobre las personas. Por desgracia, estos accidentes pueden terminar con lesiones graves o la pérdida irreparable de vidas humanas.



Llevarse un jabalí, como el de las imágenes, fotografiado en la carretera que une las localidades albaceteñas de Munera y El Bonillo (la CM 3133), es como chocar con un muro. Hay que tener en cuenta, que los grandes mamíferos prefieren las noches o las horas crepusculares para desplazarse. Para retener los jabalíes, de nada o de poco sirven las alambradas que bordean algunas fincas de caza. Su gran fuerza les permite llevarse todo por delante cuando lo que está en juego es la comida.

Además, ¿saben qué la normativa en cuanto al cobro o no de seguros en relación a los daños sufridos por estos atropellos ha cambiado?... Según recoge la prensa, solo el accidente sufrido como consecuencia de una montería acarrearía el pago de los daños. En el resto de casos, todo corre a cargo del conductor. 

2 comentarios:

Oretani Wildlife dijo...

Si no es cubierto por los seguros, no deja el bicho al lado de la carretera. Ponlo en el congelador! Por lo menos tienes algo para comer... ;-)

Saludos,
Mike.
Oretani Wildlife

ANZAGA dijo...

Hola Mike. ¡Cuánto tiempo!...

Buena idea. El frigo lleno :)

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...