miércoles, 3 de julio de 2013

Los Peces de las Tablas de Daimiel: Percasol, Gambusia, Pez gato y Carpa.


Recién iniciado julio 2013 el aspecto del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel es de los más óptimos que nunca había visto. Todo está repleto de vida. En las colonias de garzas no cabe ni un nido más; espátulas, moritos comunes, garcillas bueyeras, cormoranes o martinetes, han copado por completo las islas de tarayes que bordea el Guadiana a su paso por el Parque. 


La vida está instalada en todo aquello que uno mira. El agua está cubierta de ovas y algas que dan alimento y cobijo a multitud de aves y a la microfauna que son la base alimenticia del resto de especies de  este lugar. Afortunadamente, nada o poco queda de los fangos sin vida causados por los vertidos incontrolados de temporadas pasadas.


No obstante, si nos fijamos en los abundantes peces que nadan de un lado a otro, nos percataremos que las especies no son las que debieran estar ahí. Inmediatamente constataremos la presencia de grandes carpas, originarias de Asia, percasoles, gambusias, y peces gato negro procedentes todos ellos de Norteamérica a los que también podríamos añadir los cangrejos americanos 

Al borde mismo de las pasaderas que recorren los visitantes, veremos en estos días de primeros de verano como cientos de percasoles escavan con cuidado pequeñas hondonadas donde vigilan las puestas. Aunque más sobrecogedora es aún la imagen de los grupos, algunos de ellos formados por millares de alevines, de peces gato nadando todos al mismo compás y devorando todo aquello que les queda al alcance...
 

  ¿Dónde está entonces la fauna originaria piscícola del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel? - Pues bien, si miramos detenidamente entre las aguas, aparentemente nada queda de las anguilas de río, los cachuelos, los jarabugos, los barbos o los cangrejos de río autóctonos que alimentaban a las gentes de este lugar en otro tiempo. No hemos sido capaces de poner barreras a todas estas plagas, perdiendo la singularidad de muchas de las especies que daban sentido a este maltratado Parque Nacional de las Tablas de Daimiel.

2 comentarios:

Nuku-Nuku dijo...

Cago en la leche, estuve hará mes y pico en las Tablas de Daimiel y yo no logré ver tanto pez, creo que vi uno de refilón, un cangrejo si, y patos y resto de aves los que quisieras.
Un beso y felicidades por el blog.

ANZAGA dijo...

Gracias Nuku-Nuku.

A veces lo que uno necesita es a alguien que le cuente un poco todo aquello. Las Tablas están pasando una época estupenda.

Saludos.

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...