lunes, 6 de abril de 2009

Peralvillo (C. Real); “Los Baños del Emperador”, un lugar plagado de misterios.

Al sur de Peralvillo, a unos 500 m., se encuentra el “Cerro de los Palos”, hoy atravesado por la carretera N-401. Es en este lugar donde la Santa Hermandad ajusticiaba a los reos dejando colgados los cadáveres para dar ejemplo a todo aquel que pasaba por el entonces muy transitado “Camino Real a Toledo”.
Cercano a este monte, en lo que era entonces las desembocadura del río Bañuelos se encontraba “el Arca de los Ladrones”, que venía a ser un osario en donde se arrojaban los restos de los ajusticiados. Podríamos decir que el lugar ha atraído la muerte desde remoto ya que pasados los siglos, se continuó matando, y fue así que en la Guerra Civil se asesinó a Narciso Esténaga, Obispo de ciudad Real, en su homenaje hoy se encuentra próxima la llamada “Cruz del Obispo”.
Siguiendo el camino que nos conduce hacia el sur, hemos tomado la antigua calzada romana, de la que ahora tan sólo quedan algunas piedras, para finalmente arribar a “ Los Baños del Emperador” , también conocidos como “los Baños de Trujillo”, apellido de la familia que en la segunda década del S. XX, retomó el negocio de los baños termales..
Se trata de dos pequeñas piscinas de piedra, ahora rodeadas de maleza. Una de las piscinas estaba destinada a los hombres y la otra, más pequeña, era para las mujeres.
El hallazgo, que no ha sido en absoluto fortuito, dado que íbamos perfectamente guiados por alguien que conoce el terreno, nos ha sorprendido por lo insólito del lugar y sobre todo por el bullir de las aguas. Estas engañosas burbujas que invitan a meterse en el agua, no son otra cosa que gas, el cual no siempre aparece en la superficie de los manantiales, ya que puede haber salidas difusas en el entorno, que en su conjunto fuerzan la acumulación de CO2 en las pequeñas hondonadas. La concentración puede ser lo suficientemente alta como para producir el sofoco y la posterior muerte de animales. La vegetación también se ve afectada por la salida puntual y masiva de gases. Lo cierto es que no se aprecian signos de vida en ninguna de las dos piscinas.
El vulcanismo del Campo de Calatrava se caracteriza por la abundante presencia de gases, siendo el CO2 y el vapor de agua los que han jugado un papel relevante en las dinámicas eruptivas. El CO2 se muestra en la actualidad como un gas presente en el subsuelo y en buena parte de los acuíferos de la región. Su origen está en los procesos de desgasificación llevados a cabo en el magma que se enfría lentamente bajo la superficie. El dióxido de carbono aflora a través de fracturas de las rocas y cuando intercepta acuíferos da origen a los "hervideros" que son manantiales termales en los que el agua aparece más o menos cargada de este gas.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Igual este año con la bajada del caudal del guadiana, se podrán ver. Saludos paseantes manchegos

ANZAGA dijo...

Seguro que sí. El año pasado, durante el verano, intenté visitarlos nuevamente, pero debido a la cantidad de maleza me fue imposible encontrarlos. Una pena que estos lugares no sean más conocidos por el gran público...

Saludos.

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...