miércoles, 17 de febrero de 2010

La Selva de Irati y la niebla de agosto (Navarra).





Algo nuevo, algo viejo, una de aves, alguna planta, algo de aquí, algo de allá, algo de otros, algo de tradiciones y sobre todo: mucho mío, que es en definitiva de todos. Es así que intento tocar un poco de todos los palos, probablemente sin completar ninguno.

Afortunadamente aún hay mucho por descubrir y que contar aquí (eso espero cruzando los dedos)...
La Selva de Irati es un enclave de gran belleza situado en el Pirineo navarro. Está considerado como uno de los más grandes hayedos de



Europa, aunque “no son hayas todo lo que reluce”. Otras de las especies que podemos encontrar en este lugar tan singular son: arces, robles, boj, avellanos o acebos por citar “injustamente” algunas de las especies del sitio, dejando en el olvido, la inmensa mayoría de la flora y la fauna del lugar.








En cualquiera de los pequeños y pintorescos pueblos del entorno se pueden encontrar casas privadas donde alojarse y convivir con las familias por un precio razonable, sin olvidar la rica y variada gastronomía por la que también es afamado y reconocido este lugar. ¡Qué todo es importante!, ¿No les parece?...









Para los habitantes del secarral mesetario del centro peninsular, encontrarse "sitiado" por grandes árboles, niebla, humedad y frescor en el mes de agosto, es una sensación que no se olvida con facilidad pese a que ya han pasado algunos años desde que realizara este paseo por Navarra.










Daría la mitad de mi reino por librarme cada estío de los cuarenta grados del verano manchego y perderme tan sólo unos pocos días por Irati…

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo también y más sabiendo que la gastronomía es tan rica y variada...
Benita

Javier 16 dijo...

Para el estío desde luego, lo mejor no sólo es este pirineo, sino todo el norte.
Esa Selva de Irati, tengo que verla algún día.
Un buen viaje para entrar en calor.
Saludos.

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Pasear por Navarra siempre es un placer, el invierno es un poco crudo eso sí, pero... lo mejor de todo aparte de ese verde y esos lagos, ríos, y todo lo demás, chicos, lo mejor es la gastronomía y el vino, hay buen vino, ahora ya, y una comidita que yo ya estoy deseando que llegue marzo porque tengo que ir una semanita, preciosas fotos, lugares fenomenales. Bonito paseo el de hoy.
Abrazos

Jorreto dijo...

Ay amigo Anzaga...., me has dao en uno de los sitios donde mas me duele: Irati, casi na los del ojo.
Irati es... otra cosa. Bueno, hay algun hayedo por esa zona que no le tiene envidia, Urbasa por ejemplo. Pero Irati seguirá siendo Irati. Sobre todo en otoño.
De esto no se ve por nuestra tierra, por lo menos en mi pueblo, donde tenemos los arboles contados.

Cojonudo el reportje, pero vuelve en otoño y luego me lo cuentas...

Un abrazo,

Abi E. dijo...

Hola Anzaga, ya lo creo que es un buen lugar donde refrescarse en verano.

Unas fotos bien guapas que has puesto de Irati. Por allí anduve yo en octubre buscando el cambio del color de las hojas y aunque no lo pillé por una semana si que me traje algunas fotos guapas (no tengo abuela) y que puise en su día en el blog.

Un abrazo
el lio de Abi

Pacott dijo...

Nos autodenominamos seres inteligentes..
"los mas" de todas las especies..
y no hemos sido capaces de adaptarnos a los cambios estacionales de la forma más sencilla..
migrando..
muchas especies lo hacen.. otras se aletargan o ivernan según el caso.. y no van por ahí presumiendo de inteligencia..
:)

El lugar.. de fábula.. como todo lo que tiene agua, verdura y vida..

un saludo..

Atila dijo...

Personalmente soy de los que piensa que no es bueno encasillarse en un solo tema.
Estupendo reportaje de un manchego por tierras vascas!.salu2 manchegos

Elisa dijo...

Gracias por compartir este hermoso paseo.
Saludos
Elisa, Argentina

Pilar dijo...

preciosísima entrada, Angel¡¡¡
un lugar maravilloso, Irati, y en verano una delicia para los acostumbrados como nosotros a un auténtico agosto, jajaja.
me encanta tu blog, también porque tiene de todo, eso lo hace más personal¡¡
besos

Joselez dijo...

Muy buena entrada otra vez, Anzaga. Ya sabes que yo también tengo debilidad y pongo por las nubes a esa tierra, tanto por naturaleza como por su gastronomía y su gente, por eso ha salido tantas veces en mi blog. Inmejorable opción para el verano. Me recuerda mucho a mis imágenes. Son el embalse de Irabia y Ochagavía? Bueno, si no, son parecidos, pero preciosos, sin duda.

un abrazo.

GusPlanet dijo...

¡Me encantó!

Tú relato, las fotos, el tema ... realmente son un disfrute para los sentidos ... me quedo con eso de buscar alojamiento en casa de algún vecino: es mi tipo de alojamiento favorito y cada experiencia que he tenido ha sido sin dudas sensacional. Aquí en Francia a éste tipo de alojamiento se le dice 'Chambres d'hôtes' o 'Gites rural' y me uno a la recomendación para que se alojen en ellos!

Miazuldemar dijo...

Una de mis antiguas empresas donde trabajé se llamaba precisamente así. No sé yo por qué, porque no se le parecía en nada, ni era fresca ni oxigenada, ni tan bonita como el bosque de Irati. Y nada que ver con la naturaleza. No sé, punto romántico que le dio a mi jefe.

Preciosas fotos.

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...