viernes, 1 de enero de 2010

Las Tablas de Daimiel. El gran sumidero.

Ya he perdido la cuenta de los días de lluvia. Un temporal tras otro, lloviendo siempre sobre mojado. Los pantanos han abierto sus compuertas, ya no es posible embalsar más agua. En algunas comarcas la cosecha del olivo está totalmente arruinada y los ayuntamientos afectados solicitan la declaración de zona catastrófica. Viviendas inundadas y carreteras cortadas. Este, y no otro, es el primer balance que se puede hacer de la situación anómala que vivimos estos días en la zona centro.
El refranero popular dice así: “Nunca llueve a gusto de todos”. Tras ver que alguna revista de ecología, publicaba la noticia de que “el Parque Nacional del las Tablas de Daimiel se había recuperado” y que de los Ojos del Guadiana volvía a brotar el agua como consecuencia de los sucesivos temporales, hemos decidido constatar “el milagro” por nosotros mismos y hoy, día de año nuevo, hemos visitado la zona. Se podría pensar, en un primer momento, que al menos habría una zona beneficiada tras tanta catástrofe.
Estas últimas semanas se vienen realizando trabajos de mejora en lo que es la zona turística del Parque. Es decir, aquella que sale en todas las fotografías de los visitantes. Se están remodelando los itinerarios y acordonando zonas para su posterior rehabilitación. También se seguía, estos pasados días, intentando sofocar el incendio interno que desde semanas quemaba el Parque por dentro. Signo inequívoco de lo que suponía el grado máximo de deterioro y destrucción sin retorno posible de lo que es una zona protegida y emblemática de España.
En realidad, como todo el mundo sabe, lo visitable de las Tablas es sólo una pequeñísima parte del Parque. Esta zona, la de las fotos, la que se asemeja a una zona de recreo de ciudad, con árboles podados, patos domesticados y agua de pozos, ha estado y estará siempre asegurada. Es la que los políticos han estado exponiendo desde décadas como escaparate y como lavado de sus conciencias. El resto de la zona protegida, la mayor parte, está aún más muerta, si cabe.
El Parque Nacional de las Tablas de Daimiel el un ecosistema mucho más complejo, donde entran en juego multitud de factores que hacían de este lugar algo único en el mundo. Es aquí donde los que debían haber actuado no hicieron nada, y nada hacen hasta el día de hoy.
Difícil de explicar en palabras lo que hoy hemos visto en la antesala del Parque. Los arroyos arrastraban todo lo que se ponía en medio, con más agua que nunca, desbordados encharcando todo a su paso. Hasta que, tras llegar a lo que debieran ser las zonas lacustres del Parque, son tragados por agujeros, como grandes bocas que surgen aquí y allá engullendo toda el agua que les llega, como si de un gran sumidero se tratara. Se diría que la tierra en el entorno del Parque sigue teniendo mucha, mucha sed.
Allí estaban como observadores callados los pivotes de riego, esperando su turno para succionar el agua. Agua que no volverá a dar vida a las Tablas de Daimiel.

14 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

Que pena ! que un parque como este lo estemos dejando morir de esta manera...

Bonito reportaje.

Besos

Pilar en Córdoba dijo...

muchas gracias por mostrarnos Daimiel¡¡ y comentarnos su situación¡¡ son las cosas que me gusta ver en las ventanas de los blogs...

y muy gráfica la imagen de la setita en la cabecera :-) ....

aquí andamos también mojados hasta la médula, chorreando como decimos por aquí¡¡¡

mi sierra no ha sufrido de inundaciones, porque todo escurre hala¡¡¡ al río Guadalquivir¡¡¡

Sí que nos dió alegría sentir las cascadas en los arroyos¡¡¡ Pero por lo demás, todo muy regadito y un abrurrimiento/desesperación extremos... en el campo no todo es tan idílico como se piensa, jajaja.

saludos

..Suspiros De Naturaleza dijo...

Toda la razón, es un acuífero que rebosa encharcando las zonas y mientras que no se inunde el subsuelo no volvera a encharcarlas de forma natural.
Aunque le vengan bien esta lluvias en unos meses, cuando los regadios le quiten el agua, volverá al mismo estado de siempre.
Quiero ir dentro de poco,una mañana temprano, sobre todo haber si por fin consigo ver algún zorro.

A la Tabla de la Yedra en cambio le ha venido que ni pintado el agua, el famoso rio seco, donde estaba el bosque de eucaliptos, que ya cortaron, vuelve a correr! y con muchisima fuerza. PRECIOSO.
Ayer cuando estube me quede ensimismado al verlo, no me lo podia creer...en caunto a fauna esta bastante verde como siempre...solo vi cormoranes y alguna garcilla bueyera.

saludos

GusPlanet dijo...

Hola Anzaga: he leído con sumo interés tus reporte acerca de esa esa fabulosa región. Concuerdo contigo acerca de tu crítica hacia los politicos de turno que no hacen nada y luego ya es tarde. Lamentablemente parece ser una constante en España (como en casi todo el mundo) y luego ya nada puede volver a ser como lo que era ...

Pero que bueno que te tomes el trabajo de denuciarlo y hacernoslo conocer a los que vivimos un poco lejos.

Muy buenas de todos modos tus fotografias!

Que tengas un buen año y sigue compartiendo tus viajes!

juan carlos sanchez dijo...

se me encoge el alma cada vez que leo alhgo sobre las tablas.
a ver si a base de mas llover llega a resucitar.

Jesús Dorda dijo...

Ya lo hemos comentado otras veces, cuando se alteran los ciclos naturales, en este caso sacando el agua para regar, cuesta mucho esfuerzo y dinero remediar los síntomas, pero no se puede curar la enfermedad si los agentes causantes siguen actuando.

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Maravillosas fotos, el dolor de aquellos que amamos la naturaleza y todo nuestro entorno esta patente ¿Hasta cuando? ¿No se dan cuenta de todo el daño? Pozos, pozos y más pozos ¿Quien se enriquece? ¡¡Cuanto egoísmo!! ¡Que poco pensamos en nuestro bien estar de siempre!!
Abrazos querido amigo y feliz 2010

David.GG dijo...

Hola. Mira que casi te iba yo a preguntar sobre estos parajes, por no decir maravillas naturales. Me alegra tener a un compañero cerca de este parque nacional, para seguir teniendo conocimiento de ello. Desde que lo conoci me quede impactado de lo necesario que es el agua en ciertas zonas de la peninsula iberica, aqui en el norte, quiza por tenerla en abundancia, no la valoramos tanto.

Saludos y mis mejores deseos para que se recupere del todo esta maravillosa zona.

Bob Fisher dijo...

Este invierno esta siendo especialmente lluvioso. Hace escasamente un par de semanas, nuestra tierra, estaba practicamente desertica y en el transcurso de estas escasas 2 semanas, vuelve a reverdecer, demostrando, nuevamente, la capacidad de la naturaleza por regenerarse. Sales al campo y a los montes y no hay río ni arroyo que no corra con buen caudal y toda la tierra está encharcada por que, no puede filtrar más.

Hasta aquí, todo normal, hasta llegar al primer pueblo o localidad, donde, debido a las sequias de los últimos años, la gente se acostumbra a ver los cauces secos y pensar que, esos tiempos de abundancia de agua, como los de antaño, nunca volveran asi que, ¿por que no se puede utilizar?. Han desviado o acondicionado cauces para su explotación, con tal de arañar unos "valiosos" metros al río o peor aún, como escombrera pero, amigos mios, no olvidemos que, las aguas siempre vuelven a su cauce y es lo que esta pasando con esos "dramas" que estamos oyendo y viendo. ¿Donde estan esos arquitectos que diseñan casas y barrios y tienen encuenta la climatología de la zona?.... Bajo mi opinión, se dejaron llevar por el beneficio rápido y la especulación, sin tener encuenta los factores meteorológicos de la zona. ¿Quien paga?, como siempre la gente sencilla y humilde que quiere vivir.

Esta situación, sabemos por lo que siempre hemos oido a nuestros mayores, no es extraodirnaria como, los jóvenes pensamos. Antiguamenten, llovía por semanas e inclusos meses, sin hablar de la nieve y aquí estamos, ¿no?.

No sabemos que ocurrirá en el futuro pero, allá donde corrió el agua, dejalo estar y respetalo por que, si lo utilizamos el entorno natural como un estercolero, al final lo pagaremos, como ocurre en el parque nacional de Las Tablas. Un ejemplo excelente para darnos cuenta de la riqueza natural que tenemos y como la sobrexplotación, puede acabar con ello, por la inagotable ambición de unos cuantos.

Excelente entrada y muy bien relatado la fachada con la que nos presentan estos parajes naturales y las sorpresas que nos encontramos a poco que nos separemos del camino marcado.

Espero no haberte aburrido con la charla pero, es patético lo poco cuidado que estan nuestros cauces y sobre todo respetados y claro, luego pasa lo que pasa y nos llevamos las manos a la cabeza.

Un cordial saludo.

MIGUEL NONAY dijo...

Una pena lo que está ocurriendo.

Me encantan las fotos.

Saludos

A Salto De Mata

Anónimo dijo...

¡Magnífico reportaje para empezar el año!
Benita

Anónimo dijo...

Llevaba varios días intentado saber algo sobre los resultados de estas lluvias sobre las tablas esperando que no fueran muy malas las noticias.
De todas maneras algo es algo al menos está entrando agua al acuífero.
Gracias por habernos informado.

Saludos desde Málaga

Vida de Infarto dijo...

Preciosas las fotografías.
Es difícil retratar mejor la angustia del entorno.

No parece que estas lluvias sean la panacea, pero seguro que mal no vienen.

Por cierto, deberías darte un paseo por Navaseca, está más "grande" que nunca.

Feliz año, Ángel, un abrazo.

Miazuldemar dijo...

No sé yo si lo del trasvase del Tajo es buena idea. Lo que habría que cambiar es el problema de fondo, como los pozos ilegales que mencionas. En fin, a ver si los que tienen que hacer algo se mueven, y los de abajo nos concienciamos en cuidarlas.

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...