lunes, 15 de junio de 2009

Un Paseo por el Parque Nacional de Monfragüe (Cáceres).

Monfragüe es declarado Parque Natural en 1979 y Parque Nacional en el 2007. Hoy por hoy, junto con Cabañeros, representa uno de los enclaves más extensos y representativos de bosque y matorral mediterráneo.
El Salto del Gitano, que apreciamos en esta fotografía, sorprende a los visitantes por su tamaño y por la multitud de aves que lo sobrevuelan. Entre sus recovecos anidan un buen número de buitres leonados y negros, halcón peregrino, cigüeña negra, águila perdicera, búho real, entre otras. El salto del Gitano, como todo lugar emblemático que se precie envuelve su imponente figura de viejas historias y leyendas de amores imposibles entre princesas moras y caballeros cristianos que siempre acabaron mal…








Los ríos Tiétar y Tajo, contrastan por sus tonos azul turquesa, con el verde de la dehesa extremeña, entre la que se deslizan y remansan varias veces en grandes pantanos. Entre sus orillas, tropezaremos con multitud de ciervos que bajan de las hondonadas en busca de agua.







Visitar un lugar, exige en mayor o menor medida husmear en su historia, en sus pueblos, en su gastronomía y en sus gentes. Monfragüe procede del término latino: "Monsfragorum", monte fragoso. Estas tierras, como cualquier otro territorio de la península ibérica, han sido recorridas por multitud de pueblos, razas, religiones y culturas que dejaron parte de ellos mismo en las gentes y en la cultura popular del entorno.






Es conveniente recordar que los parques nacionales son espacios naturales de alto valor ecológico y cultural que poseen valores que merecen una atención preferente y que constituyen zonas representativas o singulares de nuestro país. La pérdida de uno de estos entornos únicos no conlleva solamente que algunos animales o plantas dejen de existir. Supone sobretodo un fracaso para nuestra especie, que no es capaz de controlar su capacidad natural de destruir.





Desarrollo sostenible, se relaciona con crecer de acuerdo con las leyes de la naturaleza, de una forma más justa y equitativa. Con demasiada frecuencia, el beneficio de unos pocos, priva a los demás y a las generaciones futuras de vivir en un mundo mejor. Si Monfragüe goza aún de salud y belleza, el Parque de las Tablas de Daimiel, lleva años agonizando.

7 comentarios:

laura dijo...

ah !!! esta vez sí reconozco las fotos !!!!aunque cuando yo estuve creo que aun no era parque nacional , allá por los 90 , lo visité unas cuantas veces , cuando pasaba los veranos en Gargüera , cerca de Plasencia ...una maravilla !!

Le Mosquito dijo...

Estaba tan feliz leyendo, hasta que ha llegado el inevitable desenlace, con Las Tablas de Daimiel agonizando.
Me gustaa mucho, muchísimo Monfragüe, y estoy deseando regresar para completar alguna de las rutas propuestas (hice dos completas) y otras fuera de programa.
Tengo fotografías del Salto del Gitano, pero ninguna hace honor a la impresión que causa descubrirlo, ¿verdad?.

ANZAGA dijo...

Pero Laura si con tus tournées no te pierdes nada... que por cierto, de eso se trata de conocer...

Este año he trabajado unos meses por la zona y aproveché bastante bien Extremadura, la verdad es que es fantástica. Egoistamente, me gustaría que no fuera mucha gente, por que me gusta descubrirla como está con sus campos solitarios... pero, aquí ando, publicitando que nadie se debería perder lo mucho que hay que hay que verla y que disfrutarla...

Besos.

ANZAGA dijo...

"Le Mosquito". ¡Hola paisano!. Un placer tenerte en mi blog. No sé si te he dicho lo mucho que disfruto con el tuyo...(Ahora que nadie nos oye te diré que el premio de fotografía debía haber sido para ti...).

Yo visité Monfragüe en Invierno. Ya puedes suponer que me encantó. Aunque considero que toda Extremadura es como un gran Parque Nacional. Todo está aún bien conservado. Ya sabes que otras zonas sólo son ladrillo sobre ladrillo... Por eso no puedo perder la oportunidad para hablar de lo que está pasando en las Tablas...

Un abrazo.

Mamen dijo...

Muy bonitas las fotos. Siento decir que a mí Monfragüe no me convenció demasiado. Supongo que tiene mucha riqueza pero no sé, me lo esperaba más salvaje. Los ciervos ni se asustan siquiera. Y aquello parecía una romería de coches por no hablar de un autobús de jubilados que se bajó allí mismo haciendo todos el "buitre" en el Salto del Gitano a los que "reunieron" por medio de un silbato, vamos que no sé cómo las aves aguantan ahí. Supongo que elegí un mal día o que me llevé una visión demasiado redical, pero no me quedaron ganas de volver. Eso me pasa porque estoy acostumbrada a no encontrarme a nadie cuando salgo por ahí a andar, excepto a algún pastor, y lo de las saturaciones lo llevo fatal.

Lo de las Tablas tiene delito. También las he visitado y es verdad, es una pena. Algo tendrían que hacer.

ANZAGA dijo...

Hola Mamen.

A mi me pasa un poco como a ti, prefiero los lugares cuanto menos concurridos, mejor. Como tú dices, aún no sabemos comportarnos en lugares donde se requiere de silencio y de respeto al medioambiente.

Afortunadamente cuando yo lo visité lo encontré vacío. Saludos.

Anónimo dijo...

¡Gracias por tus fotos!Especialmente por ese atardecer en Monfragüe...

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...