viernes, 19 de abril de 2019

Vuelvepiedras. Arenaria interpres.



Recuerdo que la primera vez que fotografié los vuelvepiedras, Arenaria intepres, fue en el lugar más insospechado, en plena Mancha, donde no son un ave para nada habitual. Posteriormente me he ido tropezando con esta singular limícola en numerosos lugares costeros.
 Pero si hay un lugar donde es especialmente fácil de localizar y de fotografiar es en la gaditana Playa de la Caleta y sus aledaños. En Cádiz, el comportamiento del vuelvepiedras recuerda al de las palomas de ciudad, buscando alimento entre los restos que van dejando los turistas y bañistas más descuidados. 

1 comentario:

Montse dijo...

El color de su plumaje es precioso!
Un abrazo.

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...