martes, 5 de febrero de 2019

Bahía de Halong (Vietnam).


 Fue en 2016, visitando las Cataratas de Iguazú, en Argentina, donde decidí que no sería mal asunto ir viendo poco a poco (y si el dinero resiste), las consideradas como siete maravillas naturales del mundo. ¡Dicho y hecho!, el verano siguiente, en 2017, me dediqué a recorrer Vietnam, hasta llegar hasta la siguiente, la Bahía de Halong o Ha Long.
 Sin lugar a dudas, la etapa más cara de un viaje, que en general estaba resultado bastante barato, debido sobre todo, a las condiciones de vida de un país en plena transición entre un modelo comunista y otro de economía de mercado. De la Bahía de Halong lo que recordaré siempre, es la gran tormenta eléctrica y el gran aguacero de la última noche en la que parecían unirse mar y cielo. Los pequeños barcos eran zarandeados de un lado a otro entre aquellas montañas surgidas de algún cuento, el camarote de madera y el calor húmedo que todo impregnaba…

No hay comentarios:

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...