sábado, 1 de noviembre de 2014

La culebra de herradura; Hemorrhois hippocrepis.


Estas temperaturas primaverales en pleno otoño, están ocasionando que sea relativamente fácil el avistamiento de reptiles. Escondida entre los brezales próximos a un arroyo, permanecía en silencio esta preciosa culebra de herradura, Hemorrhois hippocrepis. Totalmente ajena a nuestras conversaciones y risas, su decisión, fue permanecer completamente quieta esperando pasar desapercibida...

 
La culebra de herradura, es una culebra que puede alcanzar buen tamaño, pero como otras tantas, no representa ningún peligro para el hombre. Fácil de reconocer por la mancha en forma de herradura de la cabeza, por el cuello amarillo o anaranjado y por las formas circulares marrones o negras que la recorren.


2 comentarios:

Teresa dijo...

Se ve muy linda. Besitos.

ANZAGA dijo...

Y Bien tranquila que estaba Teresa.

Besos.

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...