miércoles, 30 de abril de 2014

Bajo el nido del halcón peregrino.

 
Volví a pasar bajo el minarete de la mezquita donde una pareja de halcones peregrinos han construido su nido en la ciudad marroquí de Rabat. Además de los esperados restos de  palomas domésticas, encontré un cuco muerto y como el críalo de semanas anteriores  intacto. Una tórtola europea por aquí, una codorniz por allá y un zampullín chico también intacto. Se ve que estos halcones peregrinos son exigentes a la hora de alimentarse…


No hay comentarios:

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...