viernes, 9 de noviembre de 2012

Amanita phalloides; la seta que mata.

 
 Al igual que el Emperador Claudio, en el antiguo imperio romano, o  el Archiduque Carlos de Austria, muchas otras gentes, más o menos anónima, han muerto como consecuencia del consumo de la mortífera Amanita phalloides. - Ya ven, la Oronja Verde no respeta ni a reyes, ni a papas, ni a emperadores, y cada año, con la llegada del otoño y sus lluvias, la lista se va engrosando aún más. Ella solita es responsable de la muerte del 90% de los envenenamientos que se producen cada temporada.

El sombrero puede variar desde el blanco, fácilmente confundible con los champiñones silvestres, hasta el verde olivo pasando por distintas tonalidades de amarillos. Volva y láminas blancas. - En cualquier caso, y como ocurre con muchísima frecuencia en el mundo fungi, la identificación de numerosísimas especies es dudosa.

Recuerde que no todas las setas tienen que pasar por la sartén. Cada especie tiene su sitio reservado en el paisaje, y que además, es necesario respetar incluso, aquellas clasificadas como venenosas. - Ya saben; "agua que no has de beber, déjala correr"…

No hay comentarios:

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...