sábado, 13 de octubre de 2012

El Macho Cabrío; de Don Juan a Demonio.

 
 Si al principio, los Machos Cabríos o Cabrones, palabro con bastantes connotaciones, fueron adorados como símbolos de fertilidad, no pasó mucho tiempo en el devenir de la historia para que con la cultura cristiana fueran considerados como lo diabólico o como la propia imagen del mal. - Basta con poner en San Googlemacho cabrío” y observar el resultado...  - Incluso cuentan, que durante el período de la Inquisición se les quemaba junto con lo que las mentes de entonces consideraban brujas. - Pobres animales, siempre culpables, y con frecuencia pagando por nuestros propios miedos… 

 
 Normalmente en un rebaño de cabras, lo que abundan son las hembras, y entre ellas basta con dos o tres chivos, que se disputarán constantemente el dominio del harem. - Un consejo, difícil soportar el olor que desprenden “los reyes del rebaño” a través de sus glándulas odoríferas, mejor mantenerse un poco alejados... 

 
 Un órgano situado entre la boca y la nariz, llamado de Jacobson, permite a los machos cabríos detectar cuáles son las hembras en período de celo. El chivo tuerce el labio superior hacia arriba en un curioso gesto, también llamado posición de Flechmen, acercándose las partículas olorosas, con frecuencia obtenidas directamente del orín de las hembras.  


3 comentarios:

Guillermo García-Saúco S. dijo...

¡Ah nenico! Estas son igualicas a las de aquí. Qué chulas son.

ANZAGA dijo...

Igualicos, Guillermo, igualicos, que estos son los de las barbas y el olor...

Abrazos.

Guillermo García-Saúco S. dijo...

¡Si, bueno! "La" cabra. Pero tienes razón. Me gusta esa que tiene los belfos levantados, la "posición de Flechmen".

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...