miércoles, 26 de septiembre de 2012

La Salamanquesa de Il Duomo.

 
Andaba yo tan contento con mi cámara de fotos admirando la belleza de Il Duomo en Florencia, cuando advertí que en la sombra de una esquina de la espectacular catedral gótica, se escondía lo que me pareció una vieja salamanquesa. - Y como no podía ser de otra forma, dada mi afición al “mundo bicheril”, decidí hacerle unas cuantas fotos al adormilado reptil. - Comprobé que su piel tenía grandes espinas, estaba seca, que había perdido su cola y que entre sus dedos se acumulaban decenas de ácaros rojizos, que a buen seguro, hacían que su vida no fuera demasiado fácil entre aquellos viejos muros cargados de historia. – Pobre animal -  pensé – Ahí recluido en su gran isla con forma de catedral incapaz de cruzar la calle…

 
Como no podía ser de otra forma, mi gesto no pasó inadvertido, e inmediatamente comprobé atónito que una larga fila de  japos”,  me había rodeado y comenzaban a disparar con sus potentes cámaras sobre la pobre salamanquesa… - En aquel momento mi sensación fue que el pobre reptil atraía muchos más turistas que todo el complejo catedralicio… - Y es que como se suele decir por aquí: “Estamos gentes pa to”…  


Espero que la vieja salamanquesa florentina siga viva aún viendo los guiris pasar…

No hay comentarios:

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...