sábado, 29 de septiembre de 2012

Aviones Comunes; Partir o quedarse.

 
 A veces hay algo peor que partir, y es quedarse cuando uno ya se debiera haber ido…

 
Suele decirse y además es verdad, que nunca llueve a gusto de todos. Si para los anfibios estas lluvias de finales de septiembre, pese a los muchos atropellamientos, han sido como un milagro, los Aviones Comunes, Delichon urbicum, han sufrido la suerte contraria, y ahora cuentan con muchas bajas tras dos días ininterrumpidos de aguacero en los que les ha sido imposible alimentarse. 

Al principio he pensado que estos Aviones Comunes muertos eran polluelos tardíos a los que sus padres habrían abandonado. - Mi sorpresa ha sido mayúscula al ver que toda la calle estaba llena de centenares de pequeños cuerpecillos arrollados por el agua. Otros tantos, medio moribundos, se resguardaban en las esquinas esperando un más que improbable golpe de suerte que les permitiera alzar el vuelo.


Aún se pueden ver muchos miembros de la familia Hirundinidae, formada por Golondrinas y Aviones, rondar por ciudades y campos. – El grueso del grupo de estos que quedan, se ha concentrado por miles en determinadas zonas lacustres y pantanosas donde aún es posible encontrar alimento. Se pueden ver además de Aviones Comunes; Zapadores, Golondrinas Dáuricas y Golondrinas Comunes. - La mayoría son juveniles de este año, y esperemos que para la mayor parte de los que aún siguen por aquí, aún no sea demasiado tarde para continuar el gran viaje migratorio. 

No hay comentarios:

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...