jueves, 17 de noviembre de 2011

Garza Real, a la caída de la tarde.


Sobre el esqueleto de un viejo chopo, un juvenil de Garza Real, Ardea cinérea, esperaba la caída de la tarde de este ya mediado mes de noviembre. – Centenares de grullas no han dejado de pasar de camino a los dormideros. – Las gaviotas sombrías, los cormoranes y los somormujos daban buena cuenta de peces y anfibios, mientras, las fochas comunes y los ánades reales preferían salir a los campos recién sembrados.

5 comentarios:

GUSPLANET dijo...

Preciosa y 'vigilante' la Garza Real, me encanta leerte Anzaga, porque me enseñas en cada entrega todo un nuevo vocabulario que desconozco totalmente, y es como si 'revisitara' el idioma!
Saludos!

Anónimo dijo...

¡Qué afortunado!
Pues, sin duda, has sido testigo de un bellísimo atardecer...

Bs

Benita

elcamperoinquieto.com dijo...

Buena foto,sobre todo la composicion.....de esta esquiva ave.
Saludos camperos.

AmmO dijo...

Después de mi "parón" sigo viendo que tus fotografías no son solo imágenes, si no que muestran esa pequeña gran historia que las envuelve en un halo de esperanza. Saludos y seguiremos coincidiendo en esos paseos manchegos.

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Hace días que no paseo por estos lugares, hoy me ha sorprendido gratamente este vigía, esta maravillosa foto que nos hace revivir momentos maravillosos de los humedales.
Saludos maestro de la naturaleza.

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...