sábado, 19 de noviembre de 2011

El Mosquitero Común.

 
Aunque la mañana se ha levantado gris, hemos decidido darnos un buen paseo. – El campo está plagado de colores, olores y sonidos de otoño. Muchas han sido las aves que nos hemos ido encontrando aquí y allá. – En los páramos grandes grupos de sisones y avutardas a la búsqueda de brotes y semillas que llevarse al pico. – En las zonas encharcadas, el espectáculo ha sido si cabe mejor. – La variedad de aves sigue siendo muy numerosa. – Un otoño como este, tan templado, permite que aún sea posible ver  cangrejeras, avetorillos e incluso fumareles, pero hoy, lo que más nos ha llamado la atención han sido los pequeños Mosquiteros Comunes,  Phylloscopus collybita.
 
En estas fechas, se les puede encontrar por casi todas partes,  fáciles incluso de encontrar en los parques urbanos. Sorprende sobre todo, que pese a su pequeño tamaño, estén tan llenos de actividad; rastrean el cañaveral, sobrevuelan las copas de los árboles y merodean igualmente a ras de suelo. Con frecuencia se les puede ver en grupos de la misma especie, pero también, en grupos mixtos junto con reyezuelos, herrerillos y carboneros. – Será que muchos pequeños ojos son capaces de detectar antes al enemigo…

1 comentario:

Anónimo dijo...

¡Qué graciosos están!

Bs

Benita

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...