lunes, 17 de octubre de 2011

El Mochuelo Común y otro otoño sin cambios.

 
Otoño se desliza sobre el calendario sin regalarnos su más esperado don, la lluvia. La mañana se despertó cubierta de niebla y algo de frescor, aunque no el propio de estas épocas. Un Mochuelo Común, sobre las ruinas de una de las cientos de casas y huertas, hoy abandonadas, me observaba tanto, como yo a él. - Algunas hileras de grullas, las primeras de la temporada,  se han ido perdiendo en el horizonte. Curiosamente llegaban en silencio…

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué gracioso!

¡Ojala llueva pronto! Echo de menos el aroma casi embriagador del suelo húmedo bajo la hojarasca y la emoción, tal vez incomprensible, que supone la búsqueda de hongos... A ver si veo la seta de los enanitos también este año...


Un beso

Benita

SYLVIA dijo...

Que mochuelo más chulo y descarado!!!!
Me encanta!!!!
aaaayyyy la ansiada lluvia.......supongo que la naturaleza está más ansiosa que nosotros.....

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Anzaga!
Posiblemente el mochuelo esté deseando que lleguen las esperadas lluvias al igual que nosotros, y en especial los que viven mirando al cielo.

Un saludo.

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

El mochuelo observa mudo, las grullas vuelan en silencio, y el otoño va pasando...inadvertido.
Agua, por favor.
Saludos, ANZAGA.

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...