viernes, 8 de julio de 2011

Gladiolo Silvestre.

Bien entrada la primavera, los Gladiolos Silvestres brotaban en cualquier rincón donde había algo de humedad. Aquellos días, los más bellos de estos lugares, ya hace meses que quedaron atrás, y ahora, sobre la tierra tostada, torbellinos de polvo se levantan varios metros. Y con ellos, las semillas de este vergel dormido viajan de un lado a otro, cayendo lejos de donde nacieron a la espera de nuevas primaveras.

1 comentario:

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Anzaga!
Aunque la floración ya pasó, ahora es un momento importante para el bulbo del gladiolo, pues es cuando engorda y acumula las reservas que le permitirán multiplicarse y florecer el próximo año.

Un saludo.

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...