sábado, 24 de julio de 2010

Un Mochuelo Común bajo la noche de verano.

Como cada atardecer el Mochuelo Común (Athene noctua) se encontraba encaramado sobre el mismo poste. A este fenómeno, se le suele denominar como “querencia”, es decir: el apego que ciertos animales tienen a determinados lugares. Hacía rato que había oído su maullido y pese a la poca luz que la caída de la noche iba dejando, pues ya todo estaba entre penumbras, aún era posible percibir el tenue brillo de sus grandes ojos.
Siguió allí largo rato, mirando a todas partes menos a mí, escuchando el resto de sonidos que la noche parece siempre multiplicar por mil. Yo, por un momento, miré hacia arriba, millones de estrellas cubrían todo el cielo. Recordaba como de niño, en las largas noches de agosto me retiraba del pueblo y de sus luces artificiales, para así, ver mejor el espectáculo de las perseidas, ya saben aquellos pequeños asteroides que recorren el cielo y dejan tras de sí un efímero camino de luz. Cuántos misterios y preguntas encierra una sola noche de verano bajo las estrellas ¿no les parece? Cuando volví a mirar hacia el Mochuelo ya no estaba …

12 comentarios:

Japy dijo...

Que pasada poder pillarle así. saludos.

Javier 16 dijo...

Pues en la foto inferior te está reconociendo. Y, además sospecha que has ido en busca de la garduña aprovechando la penumbra, lo cual al mochuelo puede que no le siente muy bien ir de secundario. Es broma.

Me gustan las fotos. No se cómo hubiera quedado una algo más alejada para interpretar el entorno; por supuesto utilizando trípode. Sé que la foto no hubiera quedado igual con flash. Por eso me gustan así.

Saludos.

AmmO dijo...

Por fin te has decidido a poner la entrada, me alegro de ello, buena entrada y preciosas fotografías.

MartinAngelair dijo...

Bajo mi criterio,...en cuanto a 'estética',...es uno de los animales más hermosos que conozco.






Yo crecí en un pueblo,...rodeado a su vez de más pueblos,...

...y su presencia me fue familiar desde que recuerdo.




Saludos.

Pilar dijo...

lo que tienen las noches de verano es que puedes disfrutar de ellas, en la playa o en el campo...
bueno, aquí es que es el único momento en que puedes siquiera respirar¡¡¡
qué ojazos tiene tu amig@¡¡¡
besos ;)

ANZAGA dijo...

Hola Japy, la verdad que fue toda una suerte verlo al lado del camino y que se quedara ahí el tiempo suficiente.

Abrazos.

ANZAGA dijo...

Hola Javier 16, sin intentar buscar la garduña, hoy enconté una que volvía a estar muerta en una cuneta...

... creo que llevar trípode y el resto de chismes mientras paseo sería demasiado peso...

Abrazos.

ANZAGA dijo...

Hola Ammo - Antonio, ya sabes que sigue habiendo muchísmo de lo que hablar en este final de julio. ¡Ah! los fumareles de lujo y gracias por mencionarme.

Abrazos compañero.

ANZAGA dijo...

Es cierto MartinAngelair que estos mochuelillos son una de las estampas más típicas de nuestros pueblos.

Como bien dices son una especie muy hermosa y tierna a la vez.

Saludos.

ANZAGA dijo...

Pilar, es verdad que el veranillo tiene mucho trabajo para ti... ¡Venga, ánimo!

Fernando J. Feliu dijo...

Es una gozada poder disfrutar de las noches de verano, cuando la temperatura es agradable, los sonidos de la noche alegran el alma (mochuelos, aire, grillos, agua...), dependiendo del lugar escogido. También las estrellas y las sombras alegran nustra vista y los aromas del campo nos envuelven...


Un saludo.

Miazuldemar dijo...

Muy majo el mochuelo. Yo aún no he podido disfrutar de ellos plentamente, siempre los veo de pasada. Me gustan las rapaces nocturnas! ;)( y las diurnas, claro!)

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...