lunes, 7 de junio de 2010

La Cogujada Común.

El barrio donde vivo es como en otras muchas ciudades, de nueva creación. Antes en esta zona se plantaban productos de huerta y cereales. La ciudad ha ido tragando poco a poco estos terrenos con la construcción de nuevos edificios y carreteras. Es de agradecer, que los que se encargan de diseñar los nuevos barrios tengan en cuenta la creación de zonas verdes que descongestionan, hacen la vida en la ciudad más agradable y permiten que parte de la flora y de la fauna se asiente o busque cobijo en los períodos de carestía.
Cuando surgió el barrio, ellas ya estaban aquí. Las Cogujadas Comunes (Galerida Cristata) eran unas de las habitantes de los páramos de los que antes les hablaba. Ahora viven en el parque que hay justo debajo de casa. Incluso, las puedo ver desde mi cuarto. Cada madrugada, con los primeros rayos, se las oye rivalizando con los mirlos vecinos. A esas horas, las aves siguen siendo los reyes y reinas del lugar.
Algo más tarde, de camino al trabajo, ya en la carretera, otras de su especie corretean por los arcenes recogiendo los bichitos que mueren atropellados. Es asombrosa la capacidad que tienen de medir la velocidad de los coches que se les acercan. Apresuran su marcha a todo trapo y afortunadamente, nunca he visto a ninguna tropellada, lo cual es bastante raro ¿no les parece?...

8 comentarios:

Pilar dijo...

menuda colección de aves que tienes ya¡¡
a mí me encantaría hacerlas¡¡
te imaginas que con mi camarita... ésa es misión imposible¡¡¡ ahí tengo el reto para cuando sea¡¡ una aventura por emprender, jejeje...
y va a ser pronto porque se me acaban las flores y plantas :)
besos

Bob Fisher dijo...

No sabía su nombre!!!! y mira que me las encuentro por los campos manchegos.

Muy bien retratadas las que aquí expones, un cordial saludo.

Pablo Fernandez Fernandez dijo...

Pues si que es raro, si.
Lastima que el ratonero que se cruzo con mi furgon el otro dia, no tuviese la misma capacidad. Estuve a punto de darme un tortazo del frenazo que di, pero aun asi, se llevo un buen golpe el pobre.
Un saludo.

tagskie dijo...

hi.. just dropping by here... have a nice day! http://kantahanan.blogspot.com/

AmmO dijo...

Poco a poco vamos invadiendo los espacios y "obligamos" a que tengan que convivir con nosotros a demasiadas especies. Buena entrada Angel.

Anónimo dijo...

En mi pueblo la llaman, sin ánimo de ofender, "pajarita tonta" pero de ello, no tienen una pluma; por suerte, como nos explicas,son muy hábiles sorteando atropellos y
han sabido adaptarse perfectamente a la modificación de sus terrenos, da gusto observar su trajín en los parques, que ¡benditos sean!
Benita

Miazuldemar dijo...

Cogujadas no, pero urracas sí que he visto atropelladas. Muy oportunistas ellas de bajar a la carretera a comer algún que otro bicho atropellado. Pobres.

En cuanto a que les vamos quitando espacio, ayer contemplé horrorizada cómo han "plantado" una terraza de bar en pleno jardín de una comunidad. Ahí entre los setos, y los árboles, encima del césped. Lo justo para destrozarlo, vamos. Pobres pajaretes que vivan por allí.

Noesperesnada dijo...

Es que se están adaptando seguramente a lo que parece inevitable y es el hecho de que el hombre siga tapando todo con cemento y no se dejen ni los más mínimos espacios verdes.

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...