martes, 27 de abril de 2010

¡Qué te llaman!

- ¿Quién me llama?
- ¡Un burro por la ventana!...

Pero qué confiado me he ido volviendo con el paso del tiempo... Hay gente que con el paso de los años va escribiendo en su rostro la suma de toda esa “mala leche” que ha ido sumando a lo largo del tiempo, y así lo dejan escrito en su ceño. Es que no hay quién les cambie "el gesto retorcido". Dan ganas de decirles: ¡Pero hombre!, ¡qué son cuatro días, alegre un poco esa cara!...
- ¿Y yo?, como un burro por la ventana…

8 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué divertido! y ¡Qué razón tienes!...
Benita

Anónimo dijo...

Pues dificil me resulta no fruncir el ceño cuando el despertador me suena a las 07:00 AM. Aun sin haberme despertado cruzo la jungla que supone esta ciudad para llegar a trabajar no sin haber tenido que pitar un par de veces en esos fantásticos atascos que nos dan los buenos dias (y eso que voy en moto). Después de haber estado tooooodooo el día atendiendo los problemas que debo hacer mios de los demás, llego (con un poco de suerte antes de las 20:00) a mi casa y claro está, prepara la sesión del día siguiente, recoge el piso, hazte la cena, prepara el tupper y cubre otros frentes que prefiero no desvalar. Eso sí...el ceño deja de fruncir cuando alguien me dice aunque no sepa de que va: qué pasa? ...un burro por tu ventana...

Jorreto dijo...

.... y que guapos son, cunnus.
Da gusto ver que alguien ponga su atencion en ellos, con lo utiles que nos han sido.
Somos unos desagradecidos.
Buen reportaje

Miazuldemar dijo...

Qué bonito animal. Qué fiel. Cuánto deberíamos cuidarlo!! Me encantan.

Preciosas fotos.

Fran A.H. Alvarado dijo...

Cierto, que es interesante que te fijes en estos importantisimos animales, en otro tiempo, que por tecnologías deshumanizadas casi han sido llevados a la extinción.
Un saludo, Fran

AmmO dijo...

Bonitas fotos para un animal tantas veces utilizado y mas veces denostado. Sin que nadie se sienta ofendido, habría que recordar, que los primeros ingenieros de caminos del Imperio Romano, fueron los ancestros de estos, nuestros burros.Ya que ellos trazaron los recorridos por los cuales habrían de discurrir los que serían las vías por las que "todos los caminos conducen a Roma". Buena entrada Angel.

laura dijo...

ay ke monossssssssssssss !!! bueno no , ke burrosssssssss!!! me encantan , jajajaja....tengo una prima que se largó hace años a vivir donde nuestro señor perdió la alpargata y se puso a criar burros , hasta me ha regalado jabón hecho con la leche de sus burras , como la Cleopatra !!! jajaja
un besazo !

Rubén Rodríguez Olivares dijo...

Muy bonitas las fotos de estos entrañables animales de los que se esta olvidando el campo español.
Un saludo.

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...