miércoles, 7 de abril de 2010

“¡Qué no panda el cúnico!”

Con el calorcillo primaveral nos hemos vuelto a encontrar con otro ejemplar de Culebra viperina, también llamada de agua (Natrix maura). Estas pobres indefensas, siempre reaccionan de la misma manera cuando se cruzan en mi camino (o yo en el de ellas), quedan inmóviles, aterradas de pánico esperando no ser descubiertas. Algunas de sus congéneres llegan a fingir que están muertas para que simplemente, las dejemos en paz. En otros casos la muerte no es fingida y sí, mueren de “estrés o ansiedad".
La que aquí les muestro, se quedó paralizada sin mover ni una sola escama durante “el ratín” en el que le hice estas fotos. Aunque, tengo serias dudas: ¿Tenía miedo de mí o de la hormiga?...

2 comentarios:

Miazuldemar dijo...

Muy curiosos los reptiles. Y con una fama muy injustificada. Yo me he cruzado con algunas serpientes, pero es que apenas me da tiempo a verlas! Desaparecen que es un gusto!

Divertida entrada ;)

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Voy a decir un "secretillo"me gustan mucho las serpientes, a mi marido le aterran, así que si se encuentra alguna por el campo (que no es normal)sale echando chispas, ja,jaja.
Abrazos

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...