martes, 13 de abril de 2010

Como las amapolas a la primavera...

¿Imaginan abril o mayo sin amapolas?...

Sería como si a uno le robaran una parte esencial de la primavera. No logro imaginar que de entre los trigales, los campos de cebada o sobre los lindazos, teñidos sólo de verde, no aparecieran salpicándolo todo, los tonos rojizos de las amapolas. Triste sería, como esta Amapola Triste (Papaver hybridum), la primavera. ¿No les parece?...
Relación de necesidad. Amapolas de primavera por siempre…

9 comentarios:

Javier 16 dijo...

En ese aspecto, ni como experimento voy ha esforzarme en intentarlo.
Me quedo con la imágen, y su rojo intenso.
Como dice Triana: todo es de color; que bonita es la primavera.
Saludos.

Jacinto Ramos dijo...

Yo tampoco concibo una primavera sin esa explosión roja de nuestros campos. Cada año espero a la más espectacular del escenario.
Buenas fotos
saludos

Jorreto dijo...

Pues si que es dificil, al menos para mi imaginarlo. Pero sucede que la ultima vez que estuve por el pueblo, hace ahora un año mas o menos, me lleve la desagradable sorpresa que apenas si habia. Pregunté y me dijeron que los jodios herbicidas que usan los agricultores estan acabando con ellas, como mala hierba.

Una pena.

Un abrazo Anzaga

Juan Carlos Marín dijo...

Resulta curioso, por las fotos de las flores que vas subiendo, supongo que hechas en la provincia de Ciudad Real, que la floración va uno o dos pasos por delante que por aquí, en la provincia de Toledo, a pesar de ser vecinisimas,¿están hechas principalmente en la parte sur?

Ramuol dijo...

Sería una pena Anzaga, pero con tanto herbicida en los campos de cultivo, en los jardines y en los pueblos y ciudades su número ha decrecido bastante, a mi me parece que antes era más abundante!!
Las fotos geniales!!
Saludos

iherba dijo...

Gracias por mostrarla, aunque por mi zona todavía no han aparecido... de las silvestres es una de mis preferidas... quizás también porque es la más conocida... Desde luego que la primavera sin amapolas, no sería primavera. Besos

Anónimo dijo...

La verdad es que en primavera nuestra seca tierra se convierte en un hermoso jardín, salpicado de múltiples colores entre los que el vivo y atractivo color de la amapola no pasa inadvertido. Resulta bella si aparece sola como escapada de la brocha empapada que ejecuta este cuadro impresionista, también lo es si aparece abundante, como hermoso borrón sobre fondo verde.
Me encanta la rugosidad de sus pétalos anaranjados, y el brillo que la luz proyecta en ellos en el oportuno instante en que recogiste esta imagen.
Benita

Pilar dijo...

qué imagen, Anzaga¡¡¡
ese negro azabache en contraste... en las arrugadas hojas de papel de la amapola, tan brillantes¡¡¡
son sencillas y lindas estas flores... y tienen la fuerza y la fragilidad a la vez ¿no te parece?
besos

Miazuldemar dijo...

Yo tampoco las he visto aún este año, sólo en el fondo de pantalla de mi ordenador. ¡Las tengo ganas!

Preciosas las fotografías. Mira que son agradecidas las amapolas ¿eh? Como dice la canción de Fito..."Nunca me han interesado el poder ni la fortuna, lo que admiro son las flores que crecen en la basura" ;-) Pues eso.

Saludos!

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...