domingo, 29 de noviembre de 2009

La Macrolepiota Procera. Una gran seta sabor avellana.

La Macrolepiota Procera es una seta de gran porte, muy apreciada por todos aquellos que andan con sus cestas en búsqueda de las setas que trae la lluvia de otoño. Según he podido leer, muchos que la degustan habitualmente coinciden en su sabor avellanado y agradable. Tengo que reconocer que no forma parte de las que sí he comido. Quizá la próxima vez le dé una oportunidad...
Parece ser que la señora M. Procera, Apagador, Parasol o cómo queramos llamarla cuenta entre sus familiares; algunas hermanas, primas y tías que es mejor evitar, dado que son consideradas como venenosas (M. venenata y M. bohémica, etc.). Se recomienda no consumir macrolepiotas inferiores a 10 cm. Toparse con alguna de estas setas consideradas como no aptas para el consumo, no significa en ningún caso terminar con ellas de una patada. Cada ser vivo cumple su función. No necesariamente es la de formar parte de nuestra dieta.

22 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

Es muy grande!

creo que nunca antes la habia visto.Muy bien captada por tu camara.

Besos

Asterina dijo...

Nunca había visto una seta tan grande, impresionante...y como siempre tan didactico. Gracias por tus paseos.

TCR dijo...

Hola has llegado tarde y se ha pasado, pero puedes secarla y después hidratarla con leche, la rebozas con huevos y harina y a freir... También la puedes moler y de condiento...

Realmente no es muy grande, la sequía hace que sean mas pequeñas, las he cogido de hasta casi los 40 cms, son impresionantes y ricas en fresco a la plancha.
salud amigo sigue difrutando del reino fungi.

laura dijo...

uys , pues esta no la conozco , o sea que " no conozcas , no toques " , lo mas parecido al tamaño de tesa seta que he comido , es un "rosèe des prés " osease , un champiñón , que por aquí te los encuentras en los campos donde pastan las vacas y los hay tan grandes , que con uno sólo tienes para una ensalada , jejeje , así crudito , el láminas , con un poco de aceite y pimienta , están de muerte ....me he liado con la cocina ...no ? ....

Tomás dijo...

Esa procera anda ya en las últimas, incluso ha perdido el anillo. Sin embargo es una seta tan grande que sigue llamando mucho la atención. Fue al ver una de ellas en un camino cuando se despertó mi interés por la micología hace ahora justo un año, una bonita afición.
Saludos.

jorapavi dijo...

En fresco a modo de sándwich en el horno también están muy buenas. En cuanto al consejo el mejor es conocerlas ya que las Macrolepiotas que citas son mayores de 10 cm que aunque no sean tan peligrosas como la mas pequeñas, también son tóxicas. Un cordial saludo

Ramuol dijo...

Y yo me pregunto ¿Por qué diablos las setas se tienen que comer? para que la gente salga al campo en manada a pillar todo lo que encuentre y luego, cuando tengan la cesta a rebosar, le salten al primero que pase por allí, la tan odiada frase de "¿y esto se come...?"
Lo peor es que como la respuesta sea "no, donde va usted con eso, se va a envenenar", inmediatamente le dan la vuelta a la cesta (en el mejor de los casos, ya que habitualmente suele ser una bolsa) y dejan allí tirado todo lo que a la naturaleza le ha costado meses en producir...

En fin, una pena!! Ojalá las setas no se comiesen!! Bravo, por romper esa lanza a su favor Anzaga!!

Saludos

Jesús Dorda dijo...

También es recomendable no comerlas crudas, pues tienen cierta toxicidad, aunque no tanto como sus hermanas menores.

Miazuldemar dijo...

La micología es todo un mundo, me da respeto. Sé identificar algunos ejemplares pero creo que éste no le había visto nunca.

Bonitas entradas Anzaga, me he tenido que leer 3 o 4 de golpe. ¿Hace tanto que no entraba en tu blog? ;)

Saludos!

Anónimo dijo...

Por Bilbao las llamamos Galampernas, nos gustan mucho. Qué gran blog. Un gran saludo.

bicipalo dijo...

A estas las conocí en el Pirineo, remontando hacia el pantano de Ip...,je, je,je, pero por entonces no era demasiado aficionado a ellas y me limité a contemplarlas, las dejamos ahí y continuamos el sendero.
Este otoño tambien han salido setas por los pinares que frecuento, aquí hay lepiotas pero no estas proceras, han brotado de la familia de las rusulas, setas de olivo, niscalos, los omnipresentes suillis..., que suelen terminar pateados en un nuevo caso de ignorancia, me inagino que quienes lo hacen creen que así "matan" a la seta y que al año que viene no saldrá..., en fin, es lo que hay.
Un saludo Anzga.

البعوض dijo...

Doy fe de la toxicidad. Y gracias a que aún puedo darla.
Las he consumido bien cocinadas, y, aún así, me intoxiqué. Los síntomas: ¡Ay qué doló! Insoportable, pa morirse, de verdad.
Supongo que habrán personas más o menos sensibles a su toxicidad; yo estoy entre las más.
No olvidar evitar consumir con alcohol. Algunas setas clasificadas como no tóxicas son puro veneno al ser ingeridas con alcohol.

Ars Natura dijo...

Yo me he comido Macrolepiotas a la plancha y si son de ración, con un par de ellas ya casi cenas. Están muy buenas. Pero tampoco animo a nadie a que recolecte setas sin saber identificarlas antes de recogerlas.

El Naturalista dijo...

Una vez organicé un cursillo de micología y trajimos alguna de estas... pero se llenaron de gusanos en uno o dos días y, desde entonces, mi afición setera se ha visto seriamente afectada... Lepiotas chiquititas sí salieron el año pasado a montones entre las encinas, pero de estas enormes ni una por aquí. Y me quedo pensando en tu comentario sobre si cada ser vivo tiene su función... yo lo dudo mucho, empiezo a pensar que, simplemente, encajan en un puesto vacante en el ecosistema y se dedican a vivir, sin más...

juan carlos sanchez dijo...

por primera vez este año he localizado proceras y he podido darme tres gustazos
fotografiarlas,
identificarlas
y comermelas son deliciosas.
saludos

Mabel dijo...

Yo las conocí durante los años que vivimos en León, por alli había muchas, aunque nunca las había visto tan grandes
Un blog estupendo Anzaga,saludos desde Asturias

Anónimo dijo...

Ciertamente resulta muy tentadora y apetitosa pero yo no me atrevería a comerla pues caben dudas y, aunque suene un poco drástico, como diría Groucho:"todas las setas son comestibles, algunas sólo una vez"
Así que prefiero no probar y continuar alimentando mi espíritu con la emoción de encontrar macrolepiotas, amanitas, boletus...en los paseos que siga dando...
Benita

Anónimo dijo...

Por cierto, me encanta la foto de presentación de diciembre. La peonia, sorprendentemente bella en toda época...
Benita

Javier 16 dijo...

No soy setero pero, cuento contigo por tus cualidades para hallar semejantes trofeos.
Mira a ver Anzaga, si encuentras ejemplares de ese tamaño pero, en trufas.
Como siempre, interesante entrada.
Saludos.

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Grandes entre las grandes, las Macrolepiota. Siempre impresiona ver setas de ese tamaño, supongo que relacionado también con la extensión de sus filamentos subterráneos, esos que hacen de los hongos seres insustituibles para la fertilidad del suelo.

Saludos, Anzaga.

Jorreto dijo...

Esta si que la conozco...cunnus, ya tenia ganas de conocer alguna.
Y hasta la he comido en forma de "san Jacobo" rebozaditas, muy buenas.
Buen documento, si señor.
Saludos,

Esmeralda dijo...

Hola!!, enorme macrolepiota que has encontrado..., están muy ricas, lo bueno es que con una ya te llenas del todo..., buen provecho...

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...