sábado, 21 de noviembre de 2009

El Ginkgo y el adolescente.

El Ginkgo Biloba, también conocido como árbol de los cuarenta escudos o árbol de las pagodas, es considerado un fósil viviente, dado que todos sus parientes están ya extinguidos. De origen asiático, este ser vivo, sorprende por su longevidad. Se han llegado a datar ejemplares que superaban los 2.500 años. En medicina tiene distintas aplicaciones, en sus hojas se encuentran componentes, que al ingerirse, mejoran la circulación sanguínea, por lo que resulta muy beneficioso para las enfermedades de corazón y está especialmente indicado para las personas mayores. Del Ginkgo se cuenta como curiosidad, que tras la caída de la bomba atómica en Hiroshima, fue uno de los pocos árboles que quedó en pie en las cercanías del epicentro.
Imagínense la alegría que supuso para mí, cuando en el parque de al lado de casa, justo debajo de mi ventana, los servicios de jardinería del ayuntamiento de Ciudad Real sembraban un árbol tan especial y tan hermoso como el Ginkgo. Un precioso árbol que podría ver crecer, disfrutaría de sus amarillentas hojas en otoño y de las aves que sobre él se posasen...
Un testigo del pasado, un fósil viviente, capaz de sobrevivir al estallido de las peores bombas, paradójicamente, no ha podido superar las patadas que le ocasionaron los adolescentes del barrio esta pasada noche. Allí dejaron junto a su joven tronco, como suelen hacer cada tarde, las botellas rotas de las litronas consumidas y demás destrozos sobre el mobiliario urbano. Alguien me podría explicar la razón de esta sinrazón?

17 comentarios:

Noesperesnada dijo...

Lamentable lo que puede hacer la mezcla de jovenes con alcohol.
Siempre interesante tus post.

Mª Angeles y Jose dijo...

La porqueria del alcohol es lo que hace, solamente desastres lo mires por donde lo mires...no se donde nos conducira esta situacion...

Gracias por enseñarnos cada dia cosas nuevas y tan interesantes.

Besos

José Ramón dijo...

Un Blog muy interesante.

Un Cordial Saludo desde Creatividad e imaginación fotos de José Ramón

Begoña Sánchez dijo...

La sinrazón no tiene razón alguna.
Como bien dices lo que no puede destruir la bomba atómica, lo destruye la mano del hombre, el ser más destructivo que habita la tierra, y si encima le añades el alcohol...

Esto debería estar penado con cárcel

Gracias por la información sobre la planta

Besos

laura dijo...

bueno , a veces no necesitan alcohol ni otras sustancias para destrozar lo ke sea , son así ...porke ? no lo sé , pero es una pena .

besos ( sin nieve , hace sooooooool !!! yuhuuuuuu !!! )

Javier 16 dijo...

Estas actuaciones no las provoca el alcohol,; es fruto de la estupidez, amorfidad cerebral del auténtico imbécil, y falta de un toque correctivo de atención en el momento adecuado. Yo, también he sido jóven, y no me ha dado por destrozar nada, y menos los árboles.
Saludos.

Higorca Gomez Carrasco dijo...

¿Hasta donde llegaremos? Lamentable actuación, yo pregunto tantas veces ¿No conocen otra forma de diversión? ¿No les han enseñado que es la educación? Gracias amigo por enseñarnos cada día a seguir amando la naturaleza.

Abrazos

Fernando J. Feliu dijo...

Resulta triste ver la ausencia de conciencia. Este es el árbol sagrado de la China y el Japón. Es uno de los que últimamente se están utilizando en nuestros pueblos y ciudades para jardínería.
Esperemos que esta gente pueda entrar algún día en razón y aprender a respetar a cualquier ser vivo, tanto si és un árbol como un animal.

Un saludo

Anónimo dijo...

"El que planta árboles, ama a los otros además de a sí mismo."
Y esta gente no se da cuenta de que truncando un árbol te truncan buena parte de alegría...
¡Anda que no vamos a aprender ni na con tu blog!
Benita

Daniel Rodriguez dijo...

Vaya tela con los jovenzuelos. Para pillarlos en el momento y darles una buena lección de respeto, aunque estos insolentes criaturos no sepan apreciar ni la fragilidad de un árbol y de los beneficios que les ocasiona. En fin una verdadera pena y me alegra que hagas esta denuncia a ver si alguno de estos pequeños terroristas lo ven y se les cae la cara de verguenza.
Un saludo

Asterina dijo...

Cada vez estoy más convencida de que la educación ambiental debería ser asignatura obligatoria para que aprendan a amar la naturaleza. Yo creo que el alcohol no es excusa. Saludos.

Jorreto dijo...

Nadie puede explicar la sinrazon...
Menos mal que no toda la juventud es así. Ahora que los descerebraos abundan...
Menudo colorido. Un lujo.

Abrazos,

David.GG dijo...

Hola. Que fotos mas bonitas, tipicas de esta estacion, como es el otoño.

Saludos

Pablo Fernandez Fernandez dijo...

Como bien dicen mas arriba, la sinrazon, no tiene razon.
De todas formas, la culpa tampoco es (por lo menos toda) ni del alcohol ni de la poca edad.
Es la falta de valores de la juventud de hoy y sobre todo, de la escasez de educacion por parte de muchos padres.
En mi juventud (y tampoco soy tan viejo)podia hacer y de hecho hice alguna trastada, pero a la que mi padre se entaraba, ni se me pasaba por la cabeza volver a repetirla. Y sin necesidad de ponerme la mano encima, que tampoco se trata de eso. (Gracias papa, aunque hace años que me faltas, nunca te agradecere bastante la buena educacion que me diste).

bicipalo dijo...

¿Explicar la sin razón...?, Anzaga, bueno, una podría ser la ignorancia profunda y peligrosa en la que estan cayendo nuestros adolescentes. Mi padre estuvo tomando ginko bastanets años, sus propiedades son extraordinarias, como bien nos cuentas...,pero estoy seguro que ese adolescente no sabia ni el arbol que era, que paradoja, igual, dentro de unos 50 años él también necesitará de sus extractos para poder pensar, pero seguro que no recuerda, que en su mocedad mató a uno de ellos, así sin mas, por reir, por destacar..., ante la pasividad de la familia, ante la pasividad del decdente sistema educativo, ante la estupida Ley del Menor.

Guillermo García-Saúco aka Elderberry dijo...

Qué vergüenza de juventud (y eso que yo formo parte de ella, o eso dice mi DNI). También aquí en Albacete han plantado varios gingkos por la ciudad, pero en lugares por donde no pasa mucha gente, y si pasa, no los ven, porque no se detienen a mirar a qué especie pertenece el árbol en cuestión... Estoy de acuerdo con el comentario de Pablo Fernandez, tambien tiene que ver la educacion que tenemos con la que nos imparten nuestros padres.
Normalmente, los árboles que destruyen en Albacete son los coches que se empotran contra ellos a medianoche y los dejan hechos trizas y sangrando savia a mares.
Un saludo y te sigo, si no te importa :) los dos somos Manchegos y me identifico mucho con el blog, gracias

ANZAGA dijo...

Te comentaré Guillermo que posteriormente a este árbol caído el Ayuntamiento decidió plantar otro que corrió la misma suerte...

En la actualidad no hay nada en esa parte del jardín.

Saludos.

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...