miércoles, 1 de abril de 2009

el Valle de Alcudia



En el extremo sur de la provincia de Ciudad Real. Sierra Madrona y el Valle de Alcudia, constituyen una de las comarcas naturales más singulares de nuestra geografía. Se trata de una extensión de más de 1000 km2 con una enorme riqueza ecológica y paisajística, en la que predominan los encinares adehesados, los alcornoques y los quejigos. Tradicionalmente era punto de concentración invernal de los pastores procedentes de norte peninsular. En él se llegaban a reunir hasta 300.000 cabezas de ganado y la riqueza de sus pastos llego a ser tal que se acuñó el dicho de "Las ovejas lamiendo engordan".
No es de extrañar tampoco que aquí se situara el episodio de Don Quijote con el rebaño. En el corazón de Sierra Madrona subsiste la representación faunística más completa a nivel mundial del primitivo ecosistema mediterráneo. A excepción del oso y del quebrantahuesos, todas las especies continúan presentes. Lobos, alimoches, buitre negro, águila imperial, linces ibéricos y cabras montesas mantienen sus últimos enclaves en los escarpados parajes de esta Sierra.







Restos de la antigua ciudad romana de Sisapo.













Encina centenaria cobijando ganado vacuno. Sin duda, delante de estos colosos, nos encontramos ante los seres vivos más viejos del Valle de Alcudia.













El Valle de Alcudia es uno de los más grandes de España. Terrenos adehesados donde caminar y descubrir una fauna variada y paisajes casi vírgenes.












La llamada "Encina de las Mil Ovejas". Este árbol tiene el reconocimiento de "árbol singular" de Castilla la Mancha.

No hay comentarios:

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...