martes, 17 de marzo de 2009

PERALVILLO, ALDEA ECOLÓGICA.

Peralvillo tiene el merecido sobrenombre de “aldea ecológica”. Perteneciente a Miguelturra está situada en la carretera Ciudad Real–Toledo (N-401), al borde del pantano del Vicario y del río Bañuelos.

Con menos de 50 habitantes, cada año los vecinos del pequeño municipio se coordinan con el único fin de recoger las basuras que dejan los muchos visitantes que allí se acercan, algo encomiable visto los tiempos que corren.

Por desgracia, este mismo fin de semana he visto como se amontonaban por aquí y por allá las basuras, los botecitos de maíz que van dejando algunos pescadores poco concienciados, restos de domingueros sin escrúpulos y los vidrios vacíos sin recoger de antiguos botellones.

Pese al gran esfuerzo de unos pocos en destrozar lo que nos queda, en Peralvillo aún podemos gozar de un agradable paseo en plena naturaleza a tan sólo una decena de kilómetros de Ciudad Real.

Este paraje goza de una de las mejores reservas de aves de la provincia, comparable incluso al Parque Nacional de las Tablas de Daimiel. Entre las especies que podremos avistar, en función de la estación en que realicemos la visita, se encuentran: Martín pescador, garcilla bueyera, garceta común, garceta grande, garza real e imperial, focha común, zampullín chico, azulones, porrones, cercetas, cucharas, grullas, buitres leonados y negros y un largo etcétera que incluye hasta la esquiva nutria.

Disfrutemos nuestro entorno y respetémoslo.

**** " NO SE PUEDE CONSERVAR AQUELLO QUE NO SE CONOCE " ****